Lipoescultura sin cirugía

Post 18 of 29


Hoy en día se le demanda cada vez más al aspecto físico de la mujer, pero la realidad es con las exigencias diarias actuales, el tiempo que tiene una persona para ocuparse de su cuerpo, es cada vez menos. Por este motivo, muchas mujeres (y hombres también, claro está) apelan a maneras rápidas y efectivas de verse bien, invirtiendo el mínimo esfuerzo y tiempo posible.

Un claro ejemplo de esto, es la elección de medidas a tomar cuando nos estorba alguna grasa localizada que podamos tener en el cuerpo, en las mujeres comúnmente es en el abdomen, glúteos, brazos y piernas. Muchos se deciden por una liposucción o lipoescultura láser, pero, ¿qué sucede con aquellos que no se animan a pasar por un quirófano? Para aquellas personas que deciden no invadir su cuerpo con procedimientos quirúrgicos existen otras alternativas igualmente efectivas para moldear el cuerpo sin pasarnos horas en un gimnasio. En este caso estamos hablando de la lipoescultura sin cirugía.

La lipoescultura sin cirugía consiste en exponer al cuerpo a un tratamiento, o varios tratamientos combinados, que se focalicen en determinadas partes del cuerpo donde se encuentre la grasa que deseamos eliminar. De estos tratamientos hay para todos los gustos, existen métodos naturales, como la aplicación de barro y aceites, procedimientos con elementos químicos, o lo más utilizado en estos días, la aplicación de ultrasonido localizado. Lo importante a destacar y la gran ventaja de la lipoescultura sin cirugía es que son tratamientos no invasivos y sin bisturí, o sea que bajo ninguna circunstancia sometemos nuestro cuerpo a algún tipo de incisión o corte quirúrgico.

A la hora de decidir realizar un tratamiento para moldear nuestro cuerpo debemos tener en cuenta lo que deseamos gastar en dicho procedimiento. Por lo general el proceso se divide en sesiones, la cantidad de sesiones dependerá de cada cuerpo y cada expectativa del paciente, o sea, cuánto desea adelgazar la persona. Los centros de estética organizan los precios teniendo en cuenta la cantidad de sesiones, o sea que dependiendo de cada persona y cada cuerpo, será el precio del tratamiento.

Dentro de los tratamientos más conocidos y solicitados se encuentra, como ya mencionamos, la aplicación de ultrasonido en determinadas áreas en donde queramos suprimir la grasa. Se aplica con una aparatología determinada que es utilizada por un especialista estético, las sesiones deben estar espaciadas por treinta días y se puede reducir en promedio 2 cm por sesión. No produce ningún tipo de dolor. Cabe destacar que este tratamiento suele utilizarse para terminar de moldear el cuerpo una vez que hayamos eliminado toda la adiposidad posible a través de una dieta. No es un sistema milagroso que nos dejara delgados de un día para el otro.

Resumiendo podemos sacar en limpio que la lipoescultura sin cirugía es un conjunto de procedimientos no quirúrgicos que nos permiten moldear el cuerpo a nuestro gusto sin la necesidad de tratamientos invasivos y dolorosos, pero siempre debemos tener presente que todo tratamiento estético debe acompañarse por una correcta alimentación y ejercicio para mantener cuerpo y mente sanos.


, , , ,

Menu